Creen ustedes acaso que un docente repone el desgaste físico e intelectual que supone trabajar con estudiantes en tres semanas. Se ve que quienes planificaron esto nunca pisaron las aulas.

Responder